Informe de Barrios de Pie indica que un 33% de los niños de Misiones sufre de malnutrición

En la tierra colorada se evaluaron a más de 1.200 chicos. La franja etaria más complicada es la de 2 a 6 años. Aseguran que “es un problema crónico y estructural”. Fuerte incidencia de la inflación.

Desde hace meses las organizaciones sociales insisten en que es necesario que se declare la Emergencia Alimentaria en el país. Una de las mayores preocupaciones radica en que cada vez son más quienes dependen de un plato de comida o de un vaso de leche de los comedores o merenderos.

Sin embargo, éstos no dan abasto y no cuentan con la ayuda necesaria para asistir a todos los comensales. Ante esta situación y con la intención de contar con datos certeros de cómo se ven afectados los vecinos, Barrios de Pie realizó un relevamiento en todo el país.

En el caso de Misiones, los números arrojados mostraron que el 33,3% de los chicos padecen de malnutrición, siendo la franja etaria más complicada la de 2 a 6 años.

A nivel nacional, la organización social realizó un relevamiento en 14 provincias, el cual se presentará en la Defensoría del Pueblo de CABA.

Uno de los factores por el cual se nota el aumento en los porcentajes se debe a la creciente inflación que genera un incremento en los precios de los alimentos esenciales para la nutrición de los chicos.

En el caso de la tierra colorada se evaluó a 1.298 chicos y en el informe se explica que “se registraron valores de malnutrición, con énfasis en el sobrepeso y la obesidad, lo cual deja en evidencia la existencia de problemas crónicos y estructurales en una buena parte de la población, para acceder a alimentos nutritivos en cantidad y calidad necesarios”.

El informe advierte que “en comparación con el primer semestre de 2018, los indicadores de la población encuestada cuyas edades oscilan entre los 2 y 19 años, muestran un aumento de los valores de malnutrición, que pasó de 30,25% a 33,3%”.

También sostiene que “se detectó en niños de 2 a 6 años un significativo incremento de la malnutrición que pasó del 23,32% al 33,2%, lo cual moviliza y causa preocupación ya que se trata de chicos en una etapa prioritaria en la que resulta necesario un aporte alimenticio rico en nutrientes”.

El movimiento social cuenta con 18 lugares en Posadas, Garupá y Candelaria donde brinda merienda, almuerzo o cena según los recursos. Además, hay otros 22 distribuidos en Puerto Rico, Puerto Esperanza y Gobernador Roca.

En esta línea, Fabricio Tejerina, referente de Barrios de Pie en Misiones, en conversación con PRIMERA EDICIÓN, dijo que “lo que estamos proponiendo y que tiene que ver con la ley de Emergencia Alimentaria, es una problemática que estamos viendo desde hace mucho”.

Además indicó que “este trabajo lo hacemos en todos los comedores del país” y estos indicadores visualizan “el problema de alimentación en Argentina”, que si bien “se agravó ahora, ya se vivía hace años y los más perjudicados son los chicos de los asentamientos o barrios populares en los cuales trabajamos. Ahí vemos que uno de cada tres chicos tiene problemas de salud.

Sabemos que eso deja huellas no sólo en lo relacionado al peso y la talla, sino también en el desarrollo cognitivo”.

“Un país que produce alimentos para 400 millones de personas y no puede alimentar a sus chicos, es un país sin futuro; porque un tercio de toda una generación no lo tendrá debido a la deficiencia alimentaria”, aseveró Tejerina antes de comentar que tan sólo en el último año “fue increíble la cantidad de gente que apareció en los comedores buscando un plato de comida”.

En cuanto al informe el dirigente social aseguró que “se presentó en distintas dependencias”.

 

Nivel nacional

A nivel nacional Barrios de Pie evalúo a 24.647 niños y adolescentes de 0 a 19 años de 14 provincias. En la franja de 2 a 19 años se registraron valores superiores al 43% en condiciones de malnutrición. Mientras que entre los lactantes de 0 a 2 años la malnutrición supera el 29%.

En este sentido, Silvia Saravia, coordinadora nacional de Barrios de Pie, sostuvo que “el informe pone de manifiesto que la malnutrición es un problema crónico y estructural, lo cual enfatiza la necesidad de declarar la Emergencia Alimentaria” aprobada ayer.

Agregó que “ los comedores y merenderos atraviesan una difícil situación, ya que no reciben los alimentos que el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación almacena en sus galpones”.

En el informe, además, se detalla que “durante el primer semestre de este año, hubo una inflación que elevó el precio de los alimentos en un porcentaje superior al 25%, lo que provocó un descenso generalizado del consumo de productos esenciales, por lo cual se hizo indispensable la sanción de la ley de Emergencia Alimentaria”.

Por su parte, Laura Lonatti, coordinadora del área de salud colectiva de Barrios de Pie y del área técnica del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCI), indicó que “la mitad de los chicos evaluados presenta altos valores de malnutrición” y remarcó que “esto es un grave riesgo nutricional que impacta en el déficit de crecimiento en los primeros años de vida; además de epidemiológico con potenciales enfermedades no transmisibles como síndromes metabólicos por malnutrición a edades tempranas por una de baja calidad nutricional”.

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
Facebook
Facebook