Tensión de Ecuador: Moreno decreta el estado de excepción ante la ira por el alza del combustible

En medio de un conflicto creciente que se desató por la quita de subsidios a los combustibles y la disparada de los precios en los surtidores, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, decretó el "estado de excepción" en todo el país ante el crecimiento de las protestas sociales. Crédito: AP

QUITO .

En medio de un conflicto creciente que se desató por la quita de subsidios a los combustibles y la disparada de los precios en los surtidores, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, decretó el “estado de excepción” en todo el país ante el crecimiento de las protestas sociales.

“Con el fin de precautelar la seguridad ciudadana y evitar el caos, he dispuesto el estado de excepción a nivel nacional”, dijo el mandatario a la prensa y aclaró que el objetivo era cuidar la seguridad ciudadana ante las protestas.

“Las medias que tomamos en conjunto están en firme, no existe posibilidad de cambiar, principalmente las relacionadas con el subsidio que causa tanto daño al país que distorsionaba la economía”, sostuvo Moreno, informó el diario El Comercio.

El mandatario ecuatoriano argumentó que los subsidios permitían “importantes recursos del erario nacional vayan a manos de quien no correspondía, personas pudientes o personas que traficaban con el combustible, causando serios problemas a la economía nacional”.

En tanto, advirtió “a quienes pretender imponer el caos como mecanismo de conseguir algo. Ese tiempo se acabó. Debemos abandonar esa costumbre que linda con lo miserable de tratar de imponer criterios y peor todavía con actos vandálicos y actos de violencia”.

El conflicto

Transportistas de todo el país se manifestaron en una huelga en rechazo de la quita de subsidios a los combustibles que anunció el presidente Moreno y el único medio de transporte disponible en Quito era el municipal, aunque en ciertos tramos estaba interrumpido por las manifestaciones, ya que las protestas bloquearon las avenidas y generaron fuertes enfrentamientos con palos y piedras con la policía.

La medida de eliminar los subsidios a los combustibles se implementó con el objetivo de reducir los 1300 millones de dólares anuales de gasto que representaban para el Estado y forma parte de reformas tributarias y laborales que el gobierno impulsa en función del acuerdo de 4209 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que se concretó en marzo en un escenario de serios problemas financieros.

Pero el impacto en el precio en los surtidores no tardó en llegar, ya que se percibió una suba en el valor de alrededor del 120%. De hecho, la nafta de mayor uso en el país pasó de 1,85 dólares a 2,30, mientras que el diésel aumentó de 1,03 dólares a 2,27.

Además, Moreno anunció un paquete de reformas tributarias que conforma nuevas contribuciones para grandes empresas y elimina o reduce otros impuestos, sumado a reformas laborales como contratos de empleo para quienes emprendan un negocio o contratos a plazo. El mandatario justificó la implementación de estas normas en la necesidad de saldar el endeudamiento público de unos 64.000 millones de dólares y un déficit fiscal de 10.000 millones de dólares anuales.

Agencias AFP y AP

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
Facebook
Facebook