Argentina-Alemania: la selección rescató un empate en Dortmund después de ir perdiendo 2-0

El festejo de Argentina, después del 2-2, anotado por Ocampos. Fuente: AFP

La selección de Argentina supo cambiar a tiempo y lograr ante Alemania, en Dortmund, un empate por 2-2 que se antojaba imposible de acuerdo al desarrollo. Lionel Scaloni, el entrenador, vio cómo el local se llevó por delante a su equipo en la primera etapa. Lento, inconexo, desbordado por las bandas y sin volumen de juego, el seleccionado se fue a los vestuarios con dos goles en contra. Remontar el partido en Dortmund parecía una utopía. Más, cuando Gnabry encaraba hasta a las sombras de los argentinos y Kimmich era el titiritero en la mitad de la cancha.

Pero los cambios resolvieron el partido. Primero, de módulo: la Argentina pasó a defender con tres futbolistas tras la salida de un muy flojo Marcos Rojo y el ingreso de Marcos Acuña y se paró en la mitad de la cancha. La presión alta dio resultado porque Alemania comenzó a cansarse. Apareció una referencia ofensiva que estaba en el banco y que conoce de memoria a los zagueros locales: Lucas Alario, quien juega en la Bundesliga con la camiseta de Bayer Leverkusen, que entró a los 16 de esa etapa por Paulo Dybala. Otro cambio, Acuña, abrió su pie derecho y encontró la cabeza del ex hombre de Colón y River, que definió con precisión, a un palo de Ter Stegen. Faltaba media hora. Había partido.

Argentina siguió en su plan de cortar a Alemania en la zona de gestación. Los alemanes llevaban peligro cada vez que pasaban el ecuador de la cancha. Pudieron haber encontrado otra luz de ventaja, pero apareció Marchesín. O se toparon con el travesaño. Hasta que a quince minutos del final la Alemania de Löw abdicó. Mantuvo el talento y la jerarquía individual, pero se quedó sin piernas.

Los argentinos olieron sangre. Hacia allí fue Tagliafico, que robó la pelota muy cerca de Ter Stegen. Paredes clarificó. Alario hizo una diagonal y la pelota derivó en Lucas Ocampos. El futbolista de Sevilla no lo pensó demasiado. Pateó y la pelota se desvió en Emre Can. Gol. Tan inesperado como real. Era el premio a un planteo más arriesgado y voraz. Si Argentina se quedaba tan estática como en el primer tiempo corría serio riesgo de recibir una goleada.

Lejos de eso, fue empate. Aunque el repaso del primer tiempo hable de una superioridad incontrastable de los alemanes. El amistoso de Dortmund termina siendo una muestra de carácter del equipo argentino. Los que se quedaron en el vestuario en el entretiempo (Correa y Rojo) vieron cómo la actuación colectiva mejoró. “Estamos demasiado tibios”, gritó Walter Samuel en el banco de suplentes argentino. De eso, también, se trató el partido.

La mayor intensidad en el segundo tiempo torció el resultado. Y cambió una derrota casi segura por un empate que parecía utópico. Porque en esa etapa inicial, después de un buen comienzo argentino, Alemania tomó el control a partir de Kimmich y estableció diferencias claras. Incluso, aquel 2-0 parcial resultó exiguo, de acuerdo a ese cambio de ritmo que los volantes argentinos no lograban contener. era el tiempo en que a ningún observador se le podía ocurrir que podían equilibrarse. Pero el fútbol, está visto, tiene mil caras.

La síntesis del partido

Alemania: Marc-André Ter Stiegen; Emre Can, Robin Koch, Niklas Stile y Lukas Klostermann; Kal Havertz, Joshua Kimmich, Marcel Halstenberg y Julian Brandt; Serge Gnabry y Gian-Luca Waldschmidt. DT: Joachim Low.

Argentina: Agustín Marchesín; Juan Foyth, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo y Nicolás Tagliafico; Roberto Pereyra, Rodrigo de Paul, Leandro Paredes y Paulo Dybala; Ángel Correa y Lautaro Martínez. DT: Lionel Scaloni.

  • Goles en el primer tiempo: 15m Gnabry (AL) y 22m Havertz (AL).
  • Goles en el segundo tiempo: 22m Alario (AR) y 40m Ocampos (AR).
  • Cambios: en el segundo tiempo, antes de comenzar, Marcos Acuña por Rojo (AR) y Lucas Ocampos por Correa (AR), 16m Lucas Alario por Dybala (AR), 20m Nadiem Amiri por Brandt (AL), 26m Suat Serdar por Gnabry (AL), 30m Renzo Sarabia por Pereyra (AR), 37m Sebastian Rudy por Havertz (AL) y 45m Guido Rodríguez por De Paul (AR).
  • Amonestados: Kimmich (AL); Otamendi, De Paul, Ocampos (AR).
  • Árbitro: Clément Turpin (Francia).
  • Estadio: Signal Iduna Park, de Dortmund.
Please follow and like us:
error
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
Facebook
Facebook