Dos británicos fueron baleados cuando entraban al hotel Faena: uno de ellos murió

El hecho ocurrió esta mañana afuera del hotel de lujo Fuente: AP - Crédito: Natacha Pisarenko

Un ciudadano británico de 50 años murió y su hijo resultó herido después de ser baleados durante un intento de robo de motochorros esta mañana, cuando entraban al hotel Faena de Puerto Madero, confirmaron fuentes oficiales. Los delincuentes están prófugos.

El hecho ocurrió alrededor de las 11, en la puerta del hotel cinco estrellas ubicado en la calle Martha Salotti 445, entre Juana Manso y Aimé Painé, en el corazón de Puerto Madero. Los dos turistas, de 50 y 28 años, estaban ingresando al edificio cuando fueron interceptados por una moto, presuntamente apoyada por un vehículo, y delincuentes intentaron arrebatarles sus pertenencias. Los británicos intentaron luchar con dos motochorros y fueron baleados. Luego fueron trasladados al hospital Argerich.

“Nos encontramos con un hombre de nacionalidad extranjera con un impacto que entra por axila derecha y toma el tórax, entró en paro, así que lo llevamos rápidamente al Hospital Argerich”, dijo el director del SAME, Alberto Crescenti, al canal C5N. El hombre, de 50 años, murió después en el centro de salud.

Su hijo, de 28 años, recibió un disparo en el muslo y está fuera de peligro.

El turista británico fallecido es Mateus Zonegibbar, que ingresó en el hospital Argerich con una herida en una axila y gran pérdida de sangre. Murió pocos minutos después de su ingreso en el centro sanitario. Su hijo es Estefan Zonegibbar, de 28 años, y está fuera de peligro con una bala alojada en el fémur izquierdo. Fueron los únicos integrantes de la familia atacados, pero en su visita a nuestro país estaban acompañados por la esposa del hombre fallecido y la novia del herido.

El monitoreo de las cámaras de seguridad de la zona permitió establecer que la moto tenía el apoyo de un automóvil, los investigadores intentan determinar el recorrido de los turistas baleados para definir si fueron elegidos como blanco de oportunidad por los motochorros o bien si fueron seguidos durante su trayecto.

Tras el hecho, que causó conmoción entre las personas que a esa hora paseaban por la zona, personal de Prefectura dispuso un operativo cerrojo para tratar de localizar a los dos vehículos, a la vez que se estaban buscando imágenes en las cámaras del hotel, de edificios cercanos y las del Gobierno de la Ciudad. La jurisdicción de seguridad en la zona es federal.

Fuentes del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño señalaron que esperan la convocatoria de la fiscal Ana Cristina Yacobucci, a cargo de la pesquisa, para colaborar con la tecnología desplegada por el gobierno de la ciudad. “Esperamos que se de participación a la Policía de la Ciudad para aportar nuestros recursos en la investigación de este aberrante hecho, de esa forma se podría contar de inmediato con todos los recursos tecnológicos de nuestra fuerza, como los lectores de patentes y el Anillo Digital de cámaras. De todas maneras, este ministerio ya instruyó al jefe de la Policía de la Ciudad para que ponga a disposición todas nuestras capacidades para buscar a estos delincuentes. Un hecho de estas características muestra una vez más que se necesitan tener herramientas más eficaces para combatir el delito y lograr condenas más rápidas”. Los investigadores porteños empezaron anoche a analizar las cámaras de seguridad fuera de Puerto Madero para identificar a los sospechosos, que habrían seguido a los turistas tras su arribo al aeropuerto de Ezeiza.

A partir de la reconstrucción del hecho realizada en la causa se determinó que las víctimas habían llegado esta mañana a la Argentina. Desde el aeropuerto se dirigieron al hotel Faena y fueron atacados cuando bajaban del vehículo en el que viajaron desde Ezeiza. “Nuestro personal consular está asistiendo a la familia de dos hombres británicos luego de un incidente en Buenos Aires y estamos en contacto con autoridades locales”, expresaron fuentes de la embajada Británica en nuestro país. Dos funcionarios de la embajada concurrieron al lugar del hecho y al hospital Argerich para acompañar a los familiares del turista fallecido y de su hijo, herido. El mismo operativo se repitió en la sede del Foreing Ofice en Londres con los familiares de la víctima que residen en Inglaterra y que, al enterarse de la noticia, concurrieron al organismo para requerir información y asistencia.

Testigos del ataque comentaron a la prensa que al menos se escucharon cinco disparos.

Una testigo que se identificó como Florencia dijo al canal América 24 que llegó al lugar poco después del hecho. “Yo estaba paseando al perro, veo que en la esquina del Faena había mucha gente y había una persona en la puerta del hotel que la estaban asistiendo”, contó la mujer. Y agregó que “según los vecinos, una moto pasó, les quiso robar y los baleó” y que luego llegaron al lugar tres ambulancias para asistir a las víctimas.

El hotel Faena emitió un comunicado luego del mortal ataque ocurrido frente a su entrada: ” Faena Hotel Buenos Aires lamenta enormemente lo ocurrido este sábado por la mañana en las inmediaciones del hotel. Expresamos nuestras más sinceras condolencias a los familiares y amigos de los damnificados. Colaboraremos en todo lo necesario para el esclarecimiento de tan penoso hecho”.

En octubre pasado se había registrado un intento de homicidio muy cerca del lugar del ataque a los turistas británicos. En esa oportunidad fue baleado un hombre cuando ingresaba en uno de los hoteles ubicados en la zona de Puerto Madero.

El ataque a los turistas ingleses se suma a otros hechos graves sufridos por visitantes de otras nacionalidades cuando se encontraban de paso en el país. El 30 de diciembre de 2018, cerca de las 23.20, el sueco Christoffer Persson y su novia María Izzo se encontraban parados en la vereda de Tacuarí al 700, en Montserrat, verificando en el celular el camino para llegar al hotel, y en esa circunstancia, un delincuente bajó de un auto y le exigió al hombre que entregara el teléfono. El ladrón tomó el celular con ambas manos y cuando se lo llevaba, Persson intentó recuperarlo y recibió un disparo que lo hirió en la pierna derecha.

Luego de ser baleado, el turista sueco fue llevado al Hospital Argerich, donde los médicos tuvieron que amputarle la pierna por la lesión sufrida y estuvo 20 días internado. El mes pasado fue condenado el autor del disparo, que recibió una pena de 15 años de prisión.

Otro hecho se produjo el 8 de diciembre pasado, cuando el estadounidense Frank Wolek caminaba por la zona turística de La Boca y fue gravemente herido a puñaladas en el pecho al ser asaltado por dos delincuentes que le robaron una cámara de fotos; tras ser operado también en el Argerich, logró recuperarse. Por ese asalto, intervino el policía Luis Chocobar, quien mató a uno de los ladrones cuando escapaba.

En tanto, el 13 de agosto de 2014, el turista canadiense Alexander Thomas Hennessy circulaba en bicicleta y fue asaltado, también en La Boca, por el “motochorro” Gastón Aguirre, hecho que se volvió viral porque la víctima logró filmar el momento del intento del robo de su mochila con una cámara que tenía en su casco.

Please follow and like us:
error
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
Facebook
Facebook
Instagram